¿Qué hacer cuando alguien te dice algo que te sienta mal?

Estamos de acuerdo en que la actitud más habitual en nuestra sociedad es callarse las cosas. Acumular un montón de rencores, ir odiando a las personas en silencio y, tal vez un día explotar, o incluso romper la relación para siempre. Así que yo estaba muy orgullosa de mí misma porque mi filosofía siempre que alguien hacía o decía algo que a mí me sentaba mal, era decírselo y buscar un entendimiento. Pero últimamente me he dado cuenta de que estaba treméndamente equivocada y te voy a explicar por qué.

Si estás un poco en sintonía con el crecimiento personal, ya habrás escuchado eso de que la realidad es neutra y que la interpretación que hacemos de ella depende de nosotros mismos. Digamos que un comentario no te hiere sino que te muestra dónde ya tienes una herida. Por lo que la relación con la gente –pareja, familia, amigos, compañeros– es una herramienta valiosísima para tu crecimiento personal si te lo tomas de esta manera.

Descubre cuál es tu herida

Por ejemplo, yo he identificado que una de mis heridas más profundas, un patrón de comportamiento desde el que he vivido mucho tiempo es que ‘no soy suficiente’ –otros habituales son ‘no pertenezco’, ‘no soy aceptado’, etc–. Después de mucho indagar en diversos problemas que tenía, siempre llegaba a la raíz de que no me sentía suficiente ni física, ni personal ni profesionalmente.

Pero en una primera instancia, cuando no era consciente de esto, vivía en un constante sufrimiento porque todo lo interpretaba desde mi herida. Si no me cogían en un trabajo yo pensaba ‘es que no me valoran’, si una pareja me rechazaba yo me decía ‘cree que no soy suficientemente buena para él’, pero incluso a comentarios sin ninguna intención yo reaccionaba diciendo: ‘me ha hablado como si fuera tonta’, ‘me trata como si fuera una mierda’, etc.

Sin embargo un día cambié el chip y entendí que si yo tengo puestas las gafas del ‘no soy suficiente’ probablemente gran parte de las cosas que me diga la gente me hará sentir igual, así que no tiene sentido que yo le diga a alguien: ‘oye, me ha sentado mal esto que has dicho porque me has recordado que tengo tendencia a sentirme inferior, haz el favor de dejar de decir cualquier cosa porque es algo de mí que no quiero ver’.

Paso 1: Cállate

Así que encontré un modus operandi mucho más efectivo que tú también puedes intentar poner en práctica. Cuando te siente mal algo que te dice alguien, cállate. Vete a dar una vuelta, busca un espacio de silencio, contigo mismo/a, sin Instagram y sin Netflix. Pregúntate cuál de tus heridas ha tocado ese comentario, indaga si es la primera vez que te sientes así o ves que te pasa con otras personas en otras circunstancias. Pide ayuda a un psicólogo, coach, terapeuta si no eres capaz de gestionarlo tú solo/a.

Paso 2: Actúa

La idea es que, a nivel emocional, te consigas serenar, te responsabilices de lo que sientes y entiendas que la persona que tienes en frente solo te hace de espejo. La mayoría de veces, con las pequeñas cosas, ya no tendrás que hacer nada más, porque habrás deshecho el nudo por ti mismo. Sin embargo, si lo crees necesario, también puedes actuar. Puedes hablar con la persona, preguntarle por qué te ha dicho eso y ver de qué manera podéis construir una relación sana. Pero también puedes tomar la decisión de apartar a esta persona de tu vida personal o profesional porque, desde su profunda herida, en este momento de su vida ya no encaja contigo. O incluso tomar medidas legales, pero desde la serenidad emocional.

Dar estos dos pasos implica empezar un camino que dura mucho tiempo, por no decir, para siempre. Porque un día te volverás a sorprender enfadándote con alguien porque te ha hecho esto o aquello y queriendo creer que ‘esta vez’ es 100% su culpa, que tú no tienes nada que ver. Pero es como ver algo quemado y negar la existencia del fuego: si duele, es que hay herida. Tómate tu tiempo, porque hay patrones que cuestan toda una vida identificar, pero simplemente dar el primer paso te supondrá un avance abismal. ¿Estás dispuesto a probarlo?

Cristina Pop
info@cristinapop.es

Periodista y comunicadora